Entendemos que las circunstancias a veces cambian, y que puedes necesitar cancelar tu reserva.


Se considerará cancelada la reserva cuando pinches en el botón de cancelación que hay en la página “Ver reserva” correspondiente a la misma.  


Los arrendatarios que cancelen una reserva confirmada deberán pagar una tarifa de cancelación, cuyo importe dependerá de la antelación con que se efectúe; a saber:


Hasta 31 días antes del inicio del periodo de alquiler, recibirás el reembolso total.

Entre 30 y 14 días antes del inicio del alquiler, recibirás un reembolso del 50%.  

Si faltan 13 días o menos para el inicio del alquiler, no recibirás reembolso alguno.


Cualquier solicitud de reembolso estará sujeta a los Gastos de Reserva de Camplify, que no son reembolsable, así como a todos y cada uno de los impuestos correspondientes, que se retendrán y liquidarán según la legislación en vigor. Las tarifas de limpieza se reembolsarán en el caso de producirse una cancelación según esta cláusula. 


Si se produjera una disputa con el propietario de la caravana, relativa a la cancelación, deberás notificárselo a Camplify en el plazo máximo de 48 horas desde que surja dicha disputa, y permitir a Camplify que la resuelva. En circunstancias especiales, Camplify, a su entera discreción, puede permitir excepciones a lo dispuesto en la política de cancelación.


En caso de anulación de una reserva que haya sido remitida, los propietarios se encargan de devolver a Camplify todos los fondos recibidos en el plazo máximo de 24 horas. Debido a que las cancelaciones trastornan los planes de los huéspedes, y perjudican la confianza en la comunidad de Camplify, se aplicarán penalizaciones a los propietarios en caso de cancelación. 


Para más información, consulta nuestros contratos.