El propietario verá un enlace a la lista de verificación previa al alquiler en la parte superior de la reserva, 24 horas antes del día de entrega. Igualmente, la lista verificación posterior al alquiler aparecerá en ese mismo sitio.


La lista de verificación previa al alquileres un documento importante que debería cumplimentar el propietario, en presencia del arrendatario, inmediatamente antes de dar comienzo el alquiler. Considérala un informe del estado en el que se encuentra el vehículo caravaning, similar a la de un alquiler de coche.


Asegúrate de que ambas partes inspeccionen la caravana/autocaravana/camper/remolque tienda cuidadosamente en ese momento, para evitar que surjan discrepancias al final del alquiler. La lista de verificación previa al alquiler tiene en cuenta los siguientes aspectos:


  • Verificar la identificación del arrendatario.
  • Estado en que se encuentra el vehículo caravaning y su contenido (interior y exterior).
  • Alimentos/artículos suministrados.
  • Daños previos (si los hubiera).
  • Niveles de combustible y gas (cuando proceda).
  • Limpieza general.
  • Comprobaciones de seguridad.
  • Distancia máxima acordada, en kilómetros (si procede).


El proceso de verificación con el arrendatario lleva entre 15 y 60 minutos en completarse (depende, en todo caso, de la complejidad de la unidad). Tanto el propietario como el arrendatario deberían reservar el tiempo necesario, para asegurarse de que esto se realiza adecuadamente a la entrega.


La lista de verificación previa al alquiler es fundamental para todos los alquileres que hayan tenido lugar y, posteriormente, necesiten hacer una reclamación al seguro. Esta documentación se usa para respaldar cualquier reclamación que haga el propietario o el arrendatario. Si no se cumplimenta este documento, el propietario pierde el derecho a reclamar la fianza o conseguir una reclamación al seguro.  


A la hora de hacer la devolución, el arrendatario y el propietario deberán también cumplimentar la listas de verificación posterior al alquiler . Ahora es el propietario quien debe inspeccionarlo todo para ver si hay algún desperfecto o está excesivamente sucia.